Todos tenemos espacios pequeños y queremos que parezcan más grandes. Demos la oportunidad de agrandarlos con espejos que aporten luz y muebles que otorgan vida a nuestras estancias.

Los diferentes materiales que son frescos, ligeros y prácticos, junto con las diferentes formas geométricas, puede hacer para crear más espacio visual y hacer que su morada parezca mucho más grande de lo que realmente es.

Mencionaremos 4 pequeños consejos que marcarán una gran diferencia.

1) Espejos naturales

Son la mejor opción para hacerte sentir que estás en una habitación grande cuando realmente estás en un espacio reducido.

Un espejo en forma de sol, como el Camden, al lado de una ventana es ideal porque la luz que entra del exterior y se refleja en el espejo es perfecto para llenar el espacio con estilo, aportando mucha luminosidad.

Otra opción es que puedes combinar el espejo Camden junto a otro como el espejo Abby, en diferentes espacios, te recomendamos en la habitación, salón, despacho o donde tú prefieras.

2) Emplea la pintura estratégicamente