Al mal tiempo buena cara.  Es más fácil decirlo que hacerlo, sabemos que estar confinado puede resultar todo un reto sobre todo cuando hay pequeños en casa. El secreto está en cómo afrontemos estos días. Aquí algunas sugerencias para no terminar odiando nuestras cuatro paredes.

1) Refresquemos nuestros ambientes.

Aprovechemos nuestro lado creativo y tratemos de crear ambientes diferentes e inusuales aunque sea por estos días y así será una excusa para
permanecer más en el salón y compartir en familia.

¿Cómo?

¡Intercambiemos piezas! Cambiemos los cuadros de sitio, llevemos la silla de la terraza al dormitorio, cambiemos la distribución de los sillones, giremos las alfombras.

2) Terraza con TV.

¿Porque no? Saca tu televisor a la terraza o balcón. Tienes un proyector, mejor aún. Tenemos suerte que el clima lo permite.